En 1907 los hermanos Lumiere empezaban a comercializar la Placa autocroma, que sería el único procedimiento disponible para capturar fotografía en color hasta 1935. Pocos años después de su comercialización, en 1910, el francés Charles Jacquin emprende un viaje por nuestro país para captar distintos puntos de España a color. De su paso por Zaragoza dejó constancia con esta imagen tomada en el entonces conocido como Paseo del Ebro, en lo que parece ser un soleado mediodía, y en la que vemos la Basílica del Pilar con solo sus dos torres delanteras, e incluso afinando la vista podremos comprobar que una de las cúpulas está todavía en construcción.  A la izquierda vemos el desaparecido Palacio de Ayerbe, que a mediados del Siglo XX daría paso al nuevo Ayuntamiento de Zaragoza, tal y como podemos apreciar con la fotografía actual, en la que el Paseo ya ha pasado a llamarse Echegaray y Caballero. ¿Con qué imagen te quedas?

p000Imagen 1910: Charles Jacquin. Compartida por Arturo Bayod en “Fotos Antiguas de Zaragoza” y recopilada en el Proyecto GAZA.