solans

Fotografía de la Casa Solans, tomada en los años 90, en la que vemos el estado de abandono y casi ruina que presentaba antes de su restauración, comparada con la imagen de 2014 de la misma.

En el año 1995, cuando el Ayuntamiento de Zaragoza estaba gobernado por el PP y el PAR, la entonces alcaldesa, Luisa Fernanda Rudi, decidió que había que derribar aquel palacete modernista, abandonado y en ruinas. Recibió el apoyo de su socio de gobierno, el PAR. Aquel solar era muy goloso. Antonio Gaspar, que en ese momento era era portavoz de CHA en la oposición, presentó una moción en el pleno del Consistorio, para evitar el derribo. Y finalmente salvó el palacete Solans.
En 2003 y con Antonio Gaspar al frente de Urbanismo, empezó la rehabilitación del palacete.

La casa Solans fue una villa construida enfrente de su fábrica “La Nueva Harinera” entre 1918-1921, por el industrial harinero Juan Solans, y diseñada por el arquitecto zaragozano Miguel Ángel Navarro.

La denominada originalmente casa-hotel de Don Juan Solans, era conocida popularmente en el barrio como la “Casa de los Azulejos”, aunque ha pasado a ser llamada Casa Solans.

En 1921 el edificio se incendió y en 1926, ya fallecido Juan Solans, su mujer se instaló en la casa. Posteriormente, ante los deterioros sufridos durante la Guerra Civil, se encargó una nueva reforma del inmueble en febrero de 1943, que nunca llegó a realizarse.

La construcción del edificio, declarado Bien de Interés Cultural, costó en su día la cantidad de 750.000 de las antiguas pesetas.

Fuentes:
Imagen antigua: Zaragoza.es, Textos: Wikipedia, http://bit.ly/1sS5QS5