Poco queda ya del sabor añejo de lo que eran las Fiestas del Pilar en una Zaragoza ya desaparecida que era mucho más pequeña y provinciana y en la que se conocían todos. En la imagen, tomada en octubre de 1963, multitud de jóvenes y niños miran a cámara en plena comparsa de gigantes y cabezudos en la zona del Coso Alto, frente a las Escuelas Pías.
Podemos comparar con la misma toma en la actualidad. ¿Con qué imagen te quedas?

11000631_1619510381612554_1932744814506173874_o1963, Archivo Municipal de Zaragoza