11103051_1645253695704889_5291623138890511185_o

Comparativa del que probablemente sea el escaparate más visto -y delicioso- de toda Zaragoza el de la Pastelería Fantoba, también conocida como “La Flor de Almíbar”, abierta en 1856, hace ya más de 150 años.
Desde el siglo XIX Fantoba sigue endulzando la vida y educando los sentidos, mantiene la preciosa decoración del arquitecto Ricardo Magdalena, el obrador original y una piedra impresionante de Calatorao para elaborar el guirlache, producto estrella.

Y tú, ¿te has parado alguna vez a mirar su escaparate?