10698615_1553428868220706_5910402863246796905_n

Imagen del paso del Rey Alfonso XIII y su comitiva por la calle Sobrarbe del Arrabal, el 14 de Junio de 1908, con motivo del descubrimiento de la placa conmemorativa dedicada a Jorge Ibort (el Tío Jorge) en la casa que habitó en el Arrabal, durante las celebraciones por el Centenario de Los Sitios de Zaragoza.
El rey había llegado por esas fechas a la ciudad para inaugurar la Exposición Hispano-Francesa.

En la imagen se aprecia el convento de las madres concepcionistas que ocupaba el lugar en el que hoy está el Hotel Ibis y la Parroquia de Altabás, que todavia se conserva.

El homenajeado, Jorge Ibort y Casamayor, conocido entre sus vecinos como “el Tío Jorge”, nació el 22 de abril de 1755 y desarrolló toda su vida entre las calles del Arrabal dedicado a las tareas agrícolas.

El 23 de mayo de 1808, un día antes del levantamiento de la ciudad contra el ejército francés liderado por Joaquín Murat, organizó y lideró la partida de labradores y escopeteros del barrio del Arrabal. Fue una persona decisiva, al frente de su compañía y junto a los hermanos Manuel y Mariano Cerezo, el padre Consolación y el botillero Jimeno, en la proclamación de José de Palafox y Melci como máximo responsable de la defensa de la ciudad.

Conocido con el sobrenombre de “Cuellocorto” debido a su robustez, su cabeza gruesa y su talla mediana. Palafox nombró al Tío Jorge capitán de su compañía de Escopeteros del Arrabal, elegida como su guardia personal.

Nació donde murió, víctima de una epidemia de tifus que asoló la ciudad, un 15 de noviembre de 1808 en la Calle del Rosario del Burgo de Altabás, en el barrio del Arrabal, calle que sería rebautizada con el nombre de su más insigne vecino, y en el muro de su misma casa natal, sería colocada la placa que 100 años más tarde sería descubierta por Alfonso XIII en la que sería la única visita de un rey al Arrabal.

 

10703857_1553428928220700_3173537201403081482_oPlaca conmemorativa dedicada al “Tío Jorge”, descubierta por el rey Alfonso XIII en 1908 y sita en la calle en la que nació y murió Jorge Ibort, a la que hoy da nombre, en pleno barrio del Arrabal histórico.

Varios años después, la placa estuvo a punto de desaparecer por la piqueta cuando el inmueble fue derruido. No obstante fue salvada in extremis por un vecino que la guardó en su propio domicilio hasta que un nuevo edificio ocupó el lugar del original y la constructora decidió volver a colocar la placa en el lugar que le correspondía.

En 1968, la ciudad volvió a rendirle homenaje y el Ayuntamiento le dedicó el Parque del Tío Jorge situado al norte de su barrio natal.

En la segunda imagen vemos el estado actual de la Calle Jorge Ibort, en pleno Arrabal histórico, y de la placa, en la que podemos leer:

«Al ‘Tío Jorge’, al insigne ciudadano D. Jorge Ibor y Casamayor, espejo de patriotismo en el alzamiento de Zaragoza, brazo invicto de su primera defensa, dedican esta memoria, con ocasión del primer Centenario de los Sitios, la Patria y la Ciudad, agradecidas».

Fuentes: Wikipedia
Agradecimientos a Rafael Tejedor Bachiller.