Postal coloreada en la que vemos la iluminación especial con la que contó la Basílica del Pilar en 1908, con motivo del primer centenario de Los Sitios, uno más de los muchos fastos llevados acabo en la ciudad durante la celebración de la Exposición Hispano Francesa.

pilar_06Fotografía de la iluminación. (Estudio Coyne, Archivo Dara).

Aunque visto con ojos actuales el alumbrado puede parecer algo inapropiado para un templo religioso, debemos recordar que en nuestro país la industria eléctrica prácticamente estaba en sus albores, así que para los contemporáneos de su época debió de parecerles un auténtico espectáculo de iluminación moderna.

pilar_02Postal conmemorativa de la iluminación especial

Para llevar a cabo semejante montaje lumínico, el Ayuntamiento creó una comisión específica y se inició una recaudación pública para costear los gastos. El propio consistorio colaboró con 1000 pesetas (de la época). La Asociación de damas titulada de Corte de Honor de nuestra señora del Pilar entregaron también más de mil pesetas para formar con luces el anagrama de la Virgen, y muchas otras hermandades y particulares contribuyeron para tal efecto, hasta llegar a una recaudación de 33.000 pesetas.

10470582_4930878006991_2901999353259047384_nIlustración de la época. (DPZ)

El Ministerio de Guerra autorizó el envio de reflectores eléctricos propiedad del Cuerpo de Ingenieros para ser colocados en lo alto de las hasta entonces dos torres construidas.

Pese a las 33.000 pesetas recaudadas, tan solo hubo presupuesto para mantener la basílica iluminada durante 10 días del año 1908, durante la inauguración de la muestra en mayo, algunos días de junio y durante las Fiestas del Pilar.

Pese a todo, no nos cabe duda que los zaragozanos de principios de siglo quedaron deslumbrados con el moderno iluminado de su templo más querido.

pilar_00Imagen 1908: Sergio Grima para Zaragoza Desaparecida. Imagen actual: Turismo de España.

Fuentes:

ABC, 19 de marzo de 1908.

ABC, 4 de abril de 1908.