1991, construcción del acceso al espacio museístico ubicado en el subsuelo de la Plaza de La Seo, y en el que podemos encontrar importantes restos romanos de nuestra ciudad.

Imagen 1991: “Memoria de las calles de Zaragoza”, Julián Ruiz Marín, Librería General, 1997.