Fotografía de 1967 en la que vemos el Torreón Fortea antes de la reforma que sería llevada a cabo pocos años después y que lo dejaría con el aspecto con el que ha llegado a nuestros días.

El Torreón de Fortea es una pequeña torre medieval de estilo mudejar. Es el mejor ejemplo que conserva la ciudad de arquitectura civil mudéjar del siglo XV. En la actualidad  alberga una sala de exposiciones y servicios. Fue declarado bien de interés cultural el 17 de abril de 1972.

Al Torreón, que perteneció a la familia Cerdán de Escatrón, se adosaron en el siglo XVI dos construcciones a cada lado: en la c/del Temple; y, en la c/Torrenueva. Esta última, es una tradicional casa-palacio urbana renacentista de la nobleza aragonesa, en la que los arquillos superiores crean un vínculo entre la misma y el Torreón.

En 1785, en los bajos del Torreón, Joaquín Fortea instaló su comercio de paños (de ahí el nombre popular de la construcción), cuya disposición en puerta central y dos huecos a modo de escaparates, en madera de los montes de Torrero, todavía se conserva in situ.

torre00Imagen 1967: Víctor Baron, recopilada en el Proyecto GAZA.