Fotografía captada en los años 90 de la Plaza San Felipe, cuando todavía seguía en pie el monumento memorial inaugurado en 1991 que intentaba rendir tributo a la Torre Nueva, que se ubicó en el mismo lugar 100 años, antes de ser víctima de la piqueta. Este memorial estuvo rodeado de polémica desde el primer momento, llegando incluso a los tribunales, por ocultar el Torreón Fortea. Finalmente la Diputación General de Aragón ordenó el derribo del monumento en 1998, conservándose hoy tan solo una marca en el pavimento del perímetro de la torre. Sí permanece la escultura de un joven sentada en el suelo y mirando hacia el lugar donde quedaba la cima de la torre. ¿Lo recuerdas?

08-00Imagen años 90: Celia Sánchez García para “Fotos Antiguas de Zaragoza”.