Tag: gente

Años 20, ¿Sabes decirnos dónde posan las niñas? Compara con la foto actual y descúbrelo:




Fotografía de 1922 en la que vemos a dos niñas posando en el Arco del Deán, bastantes años antes de la reforma que viviría el mismo, y que lo dejaría con el aspecto con el que ha llegado hasta nuestros días. ¿Con qué imagen te quedas?

a00AHPZ-Archivo Fotográfico Julio Requejo

1960, ¿Dónde estamos? Haz clic en la imagen y compara con la foto actual:




Fotografía de 1960 en la que vemos uno de los accesos laterales al Mercado Central desde los porches de Lanuza. La imagen ha sido tomada desde Casa Gavín, la centenaria tienda de semillas. Podemos comparar con la instantánea actual del mismo entorno. ¿Ha cambiado mucho?

01-00Imagen 1960: José Antonio Duce, recopilada en el Proyecto Gaza.

¿Zaragoza tuvo playa? ¡Sí! Mira la imagen hoy y averigua dónde estaba:





Fotografía de la década de los 60 captada en los bajos del Puente del Ferrocarril, en la zona conocida como playa de Los Ángeles, donde multitud de zaragozanos aprovechaban para darse un baño en el río Ebro en los meses de más calor. Podemos comparar con la imagen actual, en la que el Puente del Ferrocarril ha pasado a ser el de la Almozara, y ya nadie se atreve a darse un chapuzón en el agua. ¿Con qué imagen te quedas?

1520630_1578712722358987_5129243862082245274_nImagen años 60: “Fotos Antiguas de Zaragoza”. Recopilada en el Proyecto Gaza.

Fiestas del Pilar, 1963 & 2015

Poco queda ya del sabor añejo de lo que eran las Fiestas del Pilar en una Zaragoza ya desaparecida que era mucho más pequeña y provinciana y en la que se conocían todos. En la imagen, tomada en octubre de 1963, multitud de jóvenes y niños miran a cámara en plena comparsa de gigantes y cabezudos en la zona del Coso Alto, frente a las Escuelas Pías.
Podemos comparar con la misma toma en la actualidad. ¿Con qué imagen te quedas?

11000631_1619510381612554_1932744814506173874_o1963, Archivo Municipal de Zaragoza

Michael Jackson en Zaragoza: Así fue su estancia

 

 

Tal día como hoy de hace 19 años, el 24 de septiembre de 1996, una de las mayores estrellas de todos los tiempos, Michael Jackson, daba el único concierto en nuestro país de su gira mundial en Zaragoza.

45000 espectadores tuvieron la oportunidad de ver al rey del pop en directo en el Estadio de La Romareda, entre ellos, diversas personalidades, como la plantilla al completo del Real Zaragoza, el bailarín Joaquín Cortés, Penélope Cruz acompañada de Javier Gurruchaga, Carmina Ordóñez o la infanta Cristina.
Pero recordemos cómo fueron las horas que el astro pasó en nuestra ciudad.

michael-jackson-performing

El Party One, nombre del Boeing 707 privado del rey del pop aterrizaba en el aeropuerto de Zaragoza a las 16:48 del día antes al concierto. En el fuselaje, se podían leer las palabras Kingdom Entertainement (reino de la diversión).

Medio millar de adolescentes se agolparon junto a las verjas. Más privilegiadas fueron las autoridades locales, que sí estrecharon el guante blanco de Jackson. Guiados en todo momento por Pino Sagliocco, el productor del concierto, un teniente de alcalde, dos concejales, varios responsables de área y hasta la secretaria de la alcaldesa Luisa Fernanda Rudi aguantaron estoicos los vaivenes del horario de llegada. Entre los más satisfechos, Juan Bolea, concejal de Cultura de Zaragoza, artífice de la hazaña de que Jackson diera su único concierto europeo en Zaragoza. Eso sí, la hazaña costó 200 millones de pesetas.
Siempre bajo una sombrilla blanca, el cantante paseó sin máscara y ordenó abrir las verjas para saludar de más cerca a sus admiradores.
Las mayores muestras de cariño las dedicó al quinteto de niños que le entregaron dos ramos de orquídeas y lirios al pie de las escalerilla.

MichaelJacksonenZaragoza7Michael Jackson a su llegada a Zaragoza. Imagen de http://www.mj4e.com/

El lugar elegido como cuartel general del cantante fue el Hotel Boston, en el Camino de las Torres.
Cerca del hotel, grupos de incondicionales se apostaban desde el sábado previo al concierto para ver de cerca al cantante.

Varios Mercedes, dos de ellos blindados y otros dos matriculados en Inglaterra; dos coches más descapotables; un Jaguar y un Rolls-Royce compusieron la comitiva que recibió tratamiento poco menos que de jefe de Estado. De hecho, la Guardia Urbana cortó las vías transversales a su itinerario y se eliminaron los semáforos, mientras miles de personas apostadas en las calles saludaban a Jackson y su corte. Fotos de primeros planos -milagros de la tecnología protectora- no salieron.

Ya en el hotel, Michael se colgó literalmente de uno de los ocho ventanales de su habitación y se sentó en el exterior para saludar a las y los admiradores que, aguardaban en la calle. Más besos a distancia.

Tan sólo tres fueron los afortunados que pudieron subir a ver a Michael Jackson a su habitación. Uno de ellos fue un chico holandés de diecisiete años que se dedicaba a perseguir al cantante en todos sus conciertos.
Un padre paralítico acudió junto a su niña, que tuvo el privilegio de ser besada por Jackson en plena explosión de fervor de las más de dos mil personas que se agolparon en el lugar. Otra pequeña que tropezó contra la puerta giratoria del establecimiento consiguió como compensación subir en el mismo ascensor que el cantante.

MichaelJacksonenZaragoza1Michael Jakson en el Miguel Servet, Imagen de http://www.mj4e.com/

En el séquito de Jackson también se encontraban los “Three T”, trío musical formado por los sobrinos de Michael.

La caravana volvió a formarse a media tarde para que el cantante visitara el Centro Comercial Augusta. Allí compró su propio disco (Thriller), otro de James Brown, equipos musicales y una grabadora, todo ello por unas 30.000 pesetas. Como curiosidad, decir que también adquirió el disco de la Macarena, de Los del Río.
Tras su concierto, al día siguiente, Michael visitó el hospital Miguel Servet donde repartió una gran cantidad de juguetes. Su visita provocó el colapso de las Urgencias -por donde entró al edificio-, por el fuerte dispositivo de seguridad que se montó. Incluso, según la Junta de Personal del centro, tuvieron que ser desviados varios pacientes a otros hospitales y se bloquearon ascensores para él. Sin embargo, la encargada de las relaciones públicas del centro, María Jesús Asensio, declaró que la visita tuvo una “perfecta coordinación”.

Michael visitó a 24 niños y regaló peluches a los pequeños y a los más mayores aparatos musicales de la marca que patrocinaba su gira, comprados en el Centro Comercial Augusta días antes.

Así nos lo contaron en televisión.

Y tal como vino, se fue. No sin antes dar uno de los conciertos más recordados de la ciudad., y es que no todos los días nos visitan leyendas de la música de semejante calibre…

La visita del rey Alfonso XIII al Arrabal

10698615_1553428868220706_5910402863246796905_n

Imagen del paso del Rey Alfonso XIII y su comitiva por la calle Sobrarbe del Arrabal, el 14 de Junio de 1908, con motivo del descubrimiento de la placa conmemorativa dedicada a Jorge Ibort (el Tío Jorge) en la casa que habitó en el Arrabal, durante las celebraciones por el Centenario de Los Sitios de Zaragoza.
El rey había llegado por esas fechas a la ciudad para inaugurar la Exposición Hispano-Francesa.

En la imagen se aprecia el convento de las madres concepcionistas que ocupaba el lugar en el que hoy está el Hotel Ibis y la Parroquia de Altabás, que todavia se conserva.

El homenajeado, Jorge Ibort y Casamayor, conocido entre sus vecinos como “el Tío Jorge”, nació el 22 de abril de 1755 y desarrolló toda su vida entre las calles del Arrabal dedicado a las tareas agrícolas.

El 23 de mayo de 1808, un día antes del levantamiento de la ciudad contra el ejército francés liderado por Joaquín Murat, organizó y lideró la partida de labradores y escopeteros del barrio del Arrabal. Fue una persona decisiva, al frente de su compañía y junto a los hermanos Manuel y Mariano Cerezo, el padre Consolación y el botillero Jimeno, en la proclamación de José de Palafox y Melci como máximo responsable de la defensa de la ciudad.

Conocido con el sobrenombre de “Cuellocorto” debido a su robustez, su cabeza gruesa y su talla mediana. Palafox nombró al Tío Jorge capitán de su compañía de Escopeteros del Arrabal, elegida como su guardia personal.

Nació donde murió, víctima de una epidemia de tifus que asoló la ciudad, un 15 de noviembre de 1808 en la Calle del Rosario del Burgo de Altabás, en el barrio del Arrabal, calle que sería rebautizada con el nombre de su más insigne vecino, y en el muro de su misma casa natal, sería colocada la placa que 100 años más tarde sería descubierta por Alfonso XIII en la que sería la única visita de un rey al Arrabal.

 

10703857_1553428928220700_3173537201403081482_oPlaca conmemorativa dedicada al “Tío Jorge”, descubierta por el rey Alfonso XIII en 1908 y sita en la calle en la que nació y murió Jorge Ibort, a la que hoy da nombre, en pleno barrio del Arrabal histórico.

Varios años después, la placa estuvo a punto de desaparecer por la piqueta cuando el inmueble fue derruido. No obstante fue salvada in extremis por un vecino que la guardó en su propio domicilio hasta que un nuevo edificio ocupó el lugar del original y la constructora decidió volver a colocar la placa en el lugar que le correspondía.

En 1968, la ciudad volvió a rendirle homenaje y el Ayuntamiento le dedicó el Parque del Tío Jorge situado al norte de su barrio natal.

En la segunda imagen vemos el estado actual de la Calle Jorge Ibort, en pleno Arrabal histórico, y de la placa, en la que podemos leer:

«Al ‘Tío Jorge’, al insigne ciudadano D. Jorge Ibor y Casamayor, espejo de patriotismo en el alzamiento de Zaragoza, brazo invicto de su primera defensa, dedican esta memoria, con ocasión del primer Centenario de los Sitios, la Patria y la Ciudad, agradecidas».

Fuentes: Wikipedia
Agradecimientos a Rafael Tejedor Bachiller.

Calle de la Torre Nueva, Ayer & Hoy

11076702_1649140285316230_3693750909419633919_o

Fotografía de la Calle de la Torre Nueva, en pleno casco histórico de Zaragoza, captada en los años 70 y comparada con la fotografía actual (2015) de la misma.

Autor desconocido.

Mezclando pasado y presente: la Estación del Norte

11709921_1680267498870175_989989901228804483_o

Grupo de trabajadores de la Estación del Norte posan para la cámara en 1900. 115 años después apenas queda nada en la zona que nos recuerde su pasado ferroviario.

Fotografía antigua:Gozarte. Recopilada en el Proyecto GAZA. http://bit.ly/1HAUnRj

Mezclando pasado y presente: San Antón en el Gancho.

11779772_1691187771111481_1831270641448129492_o

Fotografía de un día de San Antón, patrón de los animales, tomada en los años 60, en una concurrida Iglesia de San Pablo.

Fotografía antigua: Ayuntamiento de Zaragoza/Gerardo Sancho Ramo.

Pasado y presente: marcando tendencia

10403887_1667744240122501_696898887816711064_o

Jóvenes vestidas a la moda de la época caminan por el Paseo de la Independencia en 1931. ¿Ha cambiado mucho el paseo más famoso y céntrico de la ciudad desde entonces?

Imagen antigua: “Zaragoza, años veinte. 81 fotografías de Roisin (1925-1931)”, Institución Fernando el Católico, 2014. Recopilada en el Proyecto Gaza.  http://bit.ly/1HIryg2

© 2017 Zaragoza Ayer y Hoy

Theme by Anders NorenUp ↑